Dos atentados en Nigeria dejan decenas de muertos

0

KANO. Decenas de personas murieron este martes en dos atentados en una ciudad del noreste de Nigeria, un día después de la visita del presidente nigeriano a la Casa Blanca donde agradeció a Estados Unidos por su apoyo en la lucha contra el grupo yihadista Boko Haram.

Más de 60 personas fueron enterradas en el cementerio de la ciudad tras el ataque, aseguró un habitante, Muhammad Hamidu, a la AFP.

“Participé en el entierro de 68 personas, y seguían llegando más cuerpos traídos por las familias”, indicó. Otro habitante de la ciudad, Abdullahi Labaran, precisó que abrieron “73 tumbas para las víctimas”.

Más temprano fuentes hospitalarias habían dado un primer balance de 37 muertos.

El portavoz de la policía local, Othman Abubakar, confirmó la muerte de 24 personas.

Hacia las 13h30 hora local, un kamikaze se hizo estallar en una mezquita de la ciudad, y luego otro hizo lo mismo en un mercado cercano.

“Es caótico”, dijo a la AFP un socorrista voluntario, Habu Saleh. “Hemos transportado a decenas de muertos y heridos hacia el hospital y la operación de socorro sigue en curso”.

Otro socorrista, Sani Kakale, que también estaba en el lugar, habló de 42 víctimas y de 68 heridos.

“Cuando estaba allí se habían contado 42 cuerpos”, afirmó. “Lo vi con mis propios ojos”, insistió.

La ciudad de Mubi es con frecuencia el objetivo de los ataques del grupo yihadista nigeriano Boko Haram, que actúa principalmente en el noreste.

En noviembre al menos 50 personas murieron en un atentado similar. En junio de 2014, unos 40 hinchas de fútbol murieron y en octubre de 2012 40 personas también fallecieron en un ataque contra estudiantes, imputado al grupo Boko Haram.

El conflicto en esta zona alrededor del lago Chad ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en Nigeria desde 2009.

Cooperación militar

La lucha contra el movimiento yihadista fue central en la visita del lunes del presidente nigeriano Muhammadu Buhari a su homólogo estadounidense Donald Trump en la Casa Blanca.

“Damos las gracias a Estados Unidos por su importante apoyo a nuestra lucha contra el terrorismo”, dijo Buhari, el primer presidente del África subsahariana recibido oficialmente en Washington desde la llegada al poder de Donald Trump.

“También apreciamos mucho el acuerdo para vender doce aviones militares Super Tucano A-29 y armas a Nigeria para luchar de manera efectiva”, añadió.

Estados Unidos vendió este año armamento militar a Nigeria por 496 millones de dólares, un contrato que había sido bloqueado por la administración de Barack Obama tras el bombardeo accidental por parte del ejército nigeriano de un campo de desplazados que mató a 112 civiles en Rann, en el noreste del país.

Buhari, que aspira a un segundo mandato en las elecciones presidenciales de febrero de 2019, ha convertido la lucha contra Boko Haram en una de sus prioridades. Sin embargo los frecuentes atentados y los recientes secuestros de niñas ponen en evidencia los problemas de seguridad en el noreste del país.

diario libre