80,000 menores declararon hijos en seis años

0

Al día siguiente de convertirse en madre, Ana, una adolescente, de  16 años, ya estaba sentada junto a su marido de 21 años en una delegación de oficialías de una maternidad, registrando el nacimiento de su bebé.

Dos meses antes, la muchacha obtuvo su cédula de identidad para estar en condición de registrar a la niña, pues no quería que le pasara lo mismo que a ella, que fue declarada hace poco más de un año, de forma tardía, por lo cual su proceso resultó más complejo, porque para su registro necesitó la ratificación de un tribunal.

Contó que fue declarada  a los 15 años, porque su madre, que la  procreó cuando era también una adolescente de 15 años, no tenía cédula de identidad, documento exigido por ley para hacer la declaración.

“Cuando yo nací, mi mamá también era menor; ella tuvo dificultad para declararme. Mi mamá me declaró estando yo era grande, yo estaba grande cuando ella me sacó el acta de nacimiento”, relató la jovencita, quien reside en el kilómetro 24 de la autopista Duarte, en la provincia Santo Domingo.

Comentó que solo se crió con su mamá, porque su padre falleció cuando ella tenía cuatro años.

En esa época no existían las facilidades de ahora, de entregarles el documento a las madres menores de 16 años para garantizar que ningún niño salga de las maternidades sin ser declarado, como dispuso la Junta Central Electoral (JCE) mediante resolución del 7 de noviembre de 2007.

La muchacha parió el 31 de enero de 2018, a las 5:30 de la tarde, y al mediodía del primero de febrero se encontraba, con su bebé en brazos, en la delegación de oficialías de la JCE en la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia. Cuando abandonó la maternidad, el nacimiento de su hija estaba registrado de manera oportuna.

María, otra menor de edad, que parió en la Maternidad de Los Mina, tampoco dejó pasar el tiempo. Obtuvo su cédula a los 15 años, cuando tenía ocho meses de embarazo, lo que le permitió declarar a su bebé el mismo día del nacimiento, al igual que hizo su madre con ella, que la declaró el mismo día en que nació.

En seis años, de 2012 al 2017, 80,812 madres adolescentes, entre 9 y 17 años, inscribieron en los libros del registro civil el nacimiento de sus hijos.  Suman 19,100 las menores de 15 años que pudieron hacerlo porque recibieron su cédula de menor.