Audrys Nin Reyes cumple el sueño de una vivienda para su madre

0

BARAHONA. El gimnasta Audrys Nin Reyes cumplió el sueño que se propuso: Una casa para su madre, Crucita Reyes. Y lo completó el lunes, en el sector Blanquisal, donde se le levantó la casa, con el favor de distintas instituciones.

“Que mi mamá hoy día tenga su casa es un logro muy grande y me hace sentir lleno de orgullo, me hace sentir que estoy siendo buen hijo con ella”, proclamó, Reyes, al recibir su casa nueva por disposición del presidente de la República, Danilo Medina, quien se la había prometido.

Nin Reyes ganó dos grand prixs mundiales, rebasando incluso a medallistas olímpicos.

El atleta recibió este lunes 12 de marzo la casa de manos del director del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), Mayonabex Escoto y del ministro de Deportes y Recreación Danilo Díaz.

Nin Reyes es el primer beneficiario de un acuerdo firmado entre las dos instituciones estatales, para dotar a atletas de alto nivel de una vivienda digna. Lo hicieron acompañados del presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luis Mejía, y de numerosas autoridades locales y legisladores locales, como el gobernador provincial Pedro Peña Rubio y el alcalde Noel Suberví.

“Espero que Dios siga bendiciendo mis padres y mi familia, que puedan disfrutar de esta casa. La verdad que es un logro muy grande, hemos sido privilegiados en tener esta casa y de tener muchas gentes importantes que han ayudado para que Nin Reyes pueda tener esta casa”, acotó el joven, quien narró que a los 13 años se propuso dotar de una a su familia, de tanto escuchar a su madre, Crucita Reyes, que quería una nueva vivienda.

Agradeció al presidente Medina por ordenar hacerle la casa, a Escoto por hacerla y de quien dijo que “es una bendición que esté en el INVI” porque va a favorecer a otros atletas; al licenciado Danilo Díaz, por el apoyo que le ha brindado y por la gestión que realiza al frente del Ministerio de Deportes; a Luis Mejía, por ser uno de los impulsores de su vivienda; al diputado Miguel Florián, quien donó el solar (según algunos tenía un valor de unos 400 mil pesos); al CRESO, a la Federación de Gimnasia que lo hizo atleta, a su entrenador y a un sinnúmero de personas que le han ayudado.