Un asteroide-nave espacial, nueva solución para el viaje interestelar

0

Una nave estelar construida a partir de un asteroide vaciado, y capaz de mantener a generaciones de tripulantes vivos mientras cruzan el abismo entre las estrellas se diseña en la Tecnológica de Delft.

El proyecto ha recurrido a la ESA para concebir el soporte vital de tal nave estelar, explica la agencia espacial en un comunicado.

DSTART, integrado por estudiantes y profesores de TU Delft, está reuniendo una amplia variedad de disciplinas para realizar investigaciones de conceptos avanzados para un vehículo espacial interestelar resistente. El objetivo no es solo enfocarse en la tecnología necesaria, sino también considerar los factores biológicos y sociales involucrados en la realización de un viaje tan colosal.

“Necesitamos una tecnología espacial autosostenible y evolutiva capaz de soportar las muchas décadas necesarias para viajar de nuestro Sistema Solar a otro”, explica el líder de DSTART Angelo Vermeulen, que actualmente cursa su doctorado en TU Delft.

“Como parte de eso, estamos estudiando el tipo de sistema de soporte de vida regenerativo promovido por el programa MELiSSA (Alternative Micro-Ecological Life Support System Alternative) dirigido por la ESA”.

El programa MELiSSA de 11 naciones busca construir un sistema, inspirado en un ecosistema acuático natural, para convertir eficientemente los desechos orgánicos y el dióxido de carbono en oxígeno, agua y alimentos.

Una planta piloto de MELiSSA en la Universidad Autónoma de Barcelona posee un bucle multicompartimento hermético con un “biorreactor” alimentado por algas livianas y productoras de oxígeno para mantener vivos y cómodos a las “tripulaciones” de las ratas durante meses. Mientras que las algas rinden oxígeno y atrapan el dióxido de carbono, las ratas hacen exactamente lo contrario.

El biorreactor con algas productoras de oxígeno se demostró recientemente en la Estación Espacial Internacional.

“El concepto MELiSSA le da a la nave espacial su soporte vital básico”, agrega Angelo, un biólogo y artista que en 2013 se desempeñó como comandante de la tripulación de la base de simulación Mars HI-SEAS de la NASA en Hawai. “Mientras tanto, también estamos integrando otras tecnologías, como la impresión en 3-D y la minería de asteroides en nuestro diseño”.

El próximo mes, el equipo de DSTART presentará la primera versión de simulación informática MELiSSA a escala de su nave en el taller AgroSpace-MELiSSA en Roma. La simulación le permite al equipo probar la robustez del sistema MELiSSA a medida que viaja a través del espacio profundo a través de largos períodos de tiempo.

FUENTE: LISTIN DIARIO