Street Fighter: 30 años de lucha

0

¿Se imaginan tener que enfrentarse a los mejores maestros de las distintas artes marciales en una serie de combates callejeros alrededor del globo? ¿Y si la meta detrás de todo ese tour de peleas urbanas fuera alzarse como el mejor luchador del mundo?.

Gracias a la franquicia Street Fighter es posible vivir esa experiencia sin salir de casa: la pelea la gana el que mejor maneje el mando. Quien venza, será el campeón de entre todos los “World Warriors”. Y la lucha ha durado, por el momento, 30 años.

A finales de de agosto de 1987 los aficionados a visitar los salones recreativos se encontraron con una nueva máquina que estrenar: “Street Figther”, de Capcom.

Los jugadores que se animaron a probarla se pusieron en la piel del primer protagonista de la que estaba destinada a ser la saga de juegos de lucha más aclamada, Ryu, un joven cuyo traje blanco y cinta roja atada a la frente recordaban enormemente a “Karate Kid”.

Era una de las primeras veces que un juego obligaba a usar los ocho botones de las máquinas recreativas para poder llevar a cabo los puñetazos y patadas que Ryu era capaz de ejecutar. La fuerza con la que estos se presionasen medía también la intensidad de los golpes, razón por la que las máquinas tenían que ser reparadas con demasiada asiduidad.

Pese a todo, pronto decidieron cambiar el sistema a uno más cómodo, de seis botones. La necesidad de unas estrategias precisas y unos rápidos reflejos para ganar el combate marcaban la diferencia respecto a lo que se había conocido hasta entonces.

“Yo era muy pequeño y era una época en la que no había internet”, comenta Rubén, un experimentado “gamer” y gran fan de la franquicia Street Fighter, a EFE “pero eso último no fue impedimento para que los jugadores fuéramos descubriendo los ataques especiales de Ryu y pasándonoslos unos a otros hasta que terminaban siendo conocidos por todo el mundo”.